El plástico necesita más de 150 años para degradarse en el medio ambiente.

Queremos evitar que el plástico siga llegando a vertederos y océanos, afectando a comunidades vulnerables y ecosistemas naturales.

Apostamos por el diseño como herramienta de trabajo, porque creemos necesario extender la vida útil de este material, demostrando lo valioso que es cuando somos más conscientes del uso que le damos.

Transformamos residuos plásticos para crear una nueva materia prima.

Una fibra de plástico reciclado flexible, resistente y atractiva, que aprovecha la durabilidad de este material como algo positivo.

 
pattern_oscuro-colores.png